2/3/12

EL CUERPÍRITU

Recientemente estuve colaborando en Escuela 2 en un proyecto que se desarrolla en Primer Ciclo de Primaria en torno al cuerpo.
Los miembros de ambos grupos (1º y 2º) habían debatido sobre el planteamiento del proyecto llegando a la conclusión de que no podían referirse sólo al "cuerpo". Uno de los niños argumentaba que en el cuerpo están los órganos y otras cosas que se ven, pero que también hay algo que no se ve y está ahí, por el cuerpo. De modo que , a ese otro "algo", decidieron llamarlo "espíritu", concluyendo que el proyecto se denominaría "Cuerpíritu".
En la clase de los Monstruos (1º) anduvimos jugando con ritmos, partes del cuerpo, rimas y versos para componer un auca que está en proceso de creación.
Cuando asistí a la clase de los Duendes (2º) la joven maestra en prácticas había ofrecido al grupo una propuesta. Consistía en crear pequeños equipos a los que se les entregaba la silueta de un cuerpo humano y diversos órganos para ubicarlos donde correspondiera. A estas alturas los Duendes ya sabían muchísimo de anatomía y resolvieron la actividad ágilmente.
Entonces añadí una nueva propuesta: elaborada la parte "Cuerp", ¿qué pasaba con ese otro asunto del "Píritu"? Les propuse que lo plasmaran en un mapa sobre la silueta humana. La respuesta fue variopinta y bien interesante. Inventaron toda clase de células.

Pinchar en imágenes para ampliar
El amor es una especie de aureola rosa en torno al corazón de la que cuelga otro corazoncito.
También hablaban de la rabia:
"La célula de la rabia va desde el cerebro a la barriga y acaba en una bola llena de pinchos".
"¡Sí, la célula de la rabia es como un gato!"
Un niño simulaba ponerse rabioso hasta tener la cara roja como un tomate; al relajarse, exclamó: "¡Además la rabia marea!"
En cuanto al amor, hubo quien lo consideró inseparable del "vivir".
El miedo fue ubicado por muy diversas partes del cuerpo, pero hubo un equipo que lo tenía clarísimo: "El miedo va del cerebro al culo, porque te cagas de miedo".
Pero también había quien defendía que "está en la cabeza, tiene forma espiral y es de un color morado-gris". "Además, ahí en la cabeza, también está la célula del olvido, que te rasca el cerebro y modifica las cosas".
"Y la célula de la mentira está cerca de la boca, por ahí se cuela y es cuando se dicen mentiras".
"El camino de la imaginación sale del cerebro y va hasta...
... una bola que hay en el estómago que comunica con la ilusión".
Células graciosas hay unas cuantas: La de las cosquillas está en la planta del pie.
La de la risa, en el sobaco. Además, "la risa es amarilla", dijo alguien sin ningún género de duda.
La célula del enfado anda por brazos y pies, "porque cuando te enfadas das patadas contra el suelo y sacudes los brazos".

Aunque también hay que decir que por brazos y manos parece que circula mucha célula de la dulzura, de los mimos... ¡Ah!, y la célula del crecimiento está en la rodilla.
¡ASÍ ES EL CUERPÍRITU!

3 comentarios:

Bibliotecagregorimayans dijo...

Me encanta. tomo nota.
Dolores

microtrasta dijo...

Estos duendes tienen células ingeniosas y divertidas por todas partes.

Pedro Moscardó dijo...

Ana, debes plantearte cambiar el nombre de proyecto. Siempre he pensado que es una maravillosa forma de enriquecer personas, ¡con la crisis que hay!
Yo sí estoy seguro que existen todas esas células, me operaron hace poco y me estropearon una. Ahora parece que se recupera con un "proyecto" personal al que la tengo sometida. ¡Qué envidia!
Pedro.